miércoles, 22 de julio de 2009

Bienvenida al club



Era lógico y previsible que en algún momento el papá o la mamá de la reina de la casa dieran señales de intolerancia, por algún sitio han tenido que "colarse" los dichosos genes. Y me ha tocado a mi. Desde hace un mes, cuando me hicieron la biopsia, sigo la dieta y la mejoría ha sido bastante evidente, ayer me dieron los resultados definitivos y afortunadamente soy celiaca. Y digo afortunadamente porque prefiero que sea eso a cualquier otra cosa. Desde luego cuando ya llevas muchos años embarcada en la vida sin gluten se hace mucho más fácil entrar a formar parte de ella al 100%.

Echaré de menos la cerveza fría en verano, el pan integral con semillas del desayuno y poco más. No me está costando mucho hacer la dieta, tengo bastante fuerza de voluntad y en este poco tiempo que llevo haciéndola he podido comprobar las consecuencias de hacer una transgresión, y son muy dolorosas y feas. Así que cuando me preguntó ayer la doctora si pensaba hacer la dieta estricta (¿hay otra forma de hacerla???) le dije que POR SUPUESTO.
Ni que decir tiene que la reina de la casa está más que feliz de tener una aliada entre sus filas.

Seguiré trabajando para conseguir hacer buenos panes y buenas recetas para todos, incluída una servidora.
Gracias a todos por estar ahí.

Emma

5 comentarios:

Pikerita dice

¡¡Enhorabuena!!.. Vamos a echarle optimismo al asunto ¿verdad?
No eches de menos la cerveza fría y compratela sin gluten y deja programada la panificadora para que por las mañanas tengas pan integral de semillas.
éste del enlace sale muy bien
Por cierto... ¿qué síntomas tenías? Porque nosotros tenemos los cuatro el gen positivo pero no notamos nada.

MARISA o famalap dice

Hola preciosa!
Dentro de lo malo, es lo mejor que nos puede pasar ¿verdad?... los tintos de verano bien fresquitos pueden suplir a esa cervecita que a mi me sienta a cuernos!! y aquí estoy, a la espera de que alguien me haga las pruebas porque ésto no puede seguir así.

Bicossss y a seguir buscando la receta perfecta de pan y demás

Hannah dice

Hola Emma,

Pues no sé si darte la bienvenida al club o qué. Ya sabes que yo también estoy en el saco, y diagnosticada después que mi hija, y con cero síntomas. Eso sí, desde que sigo la dieta soy una mujer nueva, recuperé toda la energía que había ido perdiendo con el tiempo.

Veo que lo llevas con mucha resignación y me alegro. Yo lo pasé fatal.

Acabarás por echar de menos muy poquitas cosas, por no decir ninguna.

Y es verdad que los hijos se sienten como acompañados ¿verdad?

Nos seguimos leyendo.

La Cacharrería dice

Gracias a las tres.
Pikerita, en cuanto a los síntomas principalmente fueron unas aftas, como llagas, que me salieron en la boca y no se me quitaban con nada, meses y meses, eso hizo saltar la alarma, además empecé con diarreas, cansancio continuo, estreñimiento a veces, malas digestiones, dolor de estómago, gases, etc.
Espero dejar todo eso en el pasado.
Besazos

Emma

bajoqueta dice

Los principios son duros, pero luego te acostumbras. Y además que ya sabes de que va el tema, y mejor saber ya lo que es y no estar mucho tiempo sin encontrarte bien. Así que bienvenida! Y ànimo! Ya verás el montón de cosas que podrás comer igualmente.

Y la dieta estricta claro jajaja. Vaya médicos que nos han tocado!

glutoniana